« Home | Presencia latinoamericana en la prensa internacion... » | Los candidatos » | ¿Quién está ganando las elecciones realmente? » | 4 razones por las que sería bueno que ganara la de... » | Fuera del mundo » | (des)igualdad electoral » | Chile desde afuera » | Elecciones » 

viernes, febrero 25, 2005 

Derecha - Izquierda

La izquierda y la derecha se parecen cada vez más en Chile. En las elecciones de 1999 se decía que Ricardo Lagos y Joaquín Lavín eran prácticamente iguales. La única diferencia es que uno era socialista y el otro de derecha.

Y en muchas situaciones, la izquierda actúa como lo haría una derecha tradicional, y la derecha actúa como lo haría la izquierda.
Por ejemplo:

La izquierda ha mantenido y profundizado la apertura económica del país, privilegiando el crecimiento económico por sobre la igualdad.
La izquierda ha firmado tratados de libre comercio, convirtiendo a Chile en uno de los principales ejemplos de la aplicación exitosa del libre mercado.
La derecha en tanto, pretende centrar su próxima campaña electoral en la desigualdad económica.
Además, el candidato de la derecha hace un tiempo visitó Cuba para informarse sobre el sistema de salud de ese país.

¿Cuál es la conclusión que se puede sacar de todo esto?

El sistema político chileno es cada vez más cercano al centro. Los partidos políticos de ambos extremos son cada vez más similares, y eso puede ser una buena señal para la estabilidad política del país. Con un próximo gobierno de izquierda o de derecha no habrá grandes cambios, y proyectar esa imagen hacia el exterior es esencial para el desarrollo de Chile en el futuro.

No te preocupes, en España, desde Felipe González, pasa eso: la izquierda (PSOE) es de derechas pero con ujn matiz más social; y la derecha (PP) no es que sea de izquierdas, pero se les llena la boca con eso del "centrismo".

De hecho, a veces pensamos si la gente vota a un determinado partido político en función de lo simpático que le caiga el candidato de marras. Patético o no, es lo que hay.


Creo que tienes razón. Pareciera que las elecciones se definen cada vez más por la "simpatía" del candidato, sin considerar sus programas, valores, ideas, etc.
Y además, desde que los candidatos descubrieron que la mayoría de los votantes están en el centro del espectro político, es más y más dificil que admitan que son de algún extremo político. Todos quieren parecer de centro.


Publicar un comentario